¿Puedo ayudarle? Llámenos  91 549 55 64

MEDIDAS PARA LAS FAMILIAS ADOPTADAS POR EL REAL DECRETO‐LEY 11/2020 DE 1 DE ABRIL EN EL MARCO DE LA CRISIS COVID‐19

AVISOIMPORTANTE100X56.jpg

AVISOIMPORTANTE100X56

Vivienda: 

 

Desahucios de viviendas en alquiler  previos  a l Estado de Alarma: se suspenden los desahucios durante el Estado de alarma y posteriormente durante un periodo máximo de 6 meses si se aportan justificantes de encontrarse en situación de vulnerabilidad social o económica debido a los efectos del COVID‐19.

 

 

Prórroga de contratos de alquiler de vivienda habitual: si el contrato de alquiler se termina en el periodo que se comprende entre el 1 de abril y dos meses después de la finalización del estado de alarma el arrendatario podrá solicitar una prórroga del contrato por un periodo máximo de 6 meses, aplicándose el contrato en vigor. La solicitud de prórroga extraordinaria tiene que ser aceptada por el arrendador a menos que lleguen las dos partes a otro tipo de acuerdo.

 

Moratoria en el pago del alquiler. Va dirigida a personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad económica a causa del COVID 19. 

 

1.‐ Si el propietario de la vivienda es considerado gran tenedor, es decir, tiene más de 10 inmuebles, el arrendatario puede pedir el aplazamiento temporal en el pago de la renta  en el plazo de un mes a contar a partir del 1 de abril., es decir, tendrá que pedirlo antes del 1 de mayo. Si el arrendador no acepta tendrá que comunicarlo expresamente al arrendatario en un plazo de 7 días laborables y escoger entre dos opciones:

 

       Reducción del 50% de la renta durante el estado de alarma y las siguientes mensualidades si el plazo fuera insuficiente en relación con la situación de vulnerabilidad, siendo un máximo de 4 mensualidades.

 

       Una moratoria obligatoria de la renta que se aplica de forma automática y durará el periodo de estado de alarma y hasta 4 meses más. En este caso la renta se aplaza a partir del siguiente mes, con el fraccionamiento de las retnas durante al menos 3 años a partir del momento en que se haya salido de la situación de vulnerabilidad o del trascurso de los 4 meses anteriormente mencionados., y siempre durante la vigencia del contrato. No hay penalizaciones ni intereses.

 

Si el arrendatario tiene acceso al programa de ayudas transitorias de financiación se levantará la moratoria en el pago de la renta de alquiler y el fraccionamiento de las cuotas.

 

2.‐ Si el propietario no es gran tenedor, el arrendatario que se encuentre en situación de vulnerabilidad económica a causa de COVID‐19 podrá pedir el aplazamiento temporal de la renta. En el plazo de 7 días laborables el arrendador tendrá que comunicar las condiciones de aplazamiento de la deuda. Si no lo acepta el arrendador, el arrendatario podrá tener acceso al programa de ayudas transitorias de financiación.

 

¿Qué es la situación de vulnerabilidad económica a causa de COVID – 19?

 

Se tiene que cumplir los siguientes requisitos:

1.       Situación de desempleo, ERTE o reducción de jornada por cuidados, y si es empresario haber sufrido una pérdida sustancial de ingresos, no llegando a alcanzar el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar, en el mes general las siguientes cantidades:

 

       Con carácter general el límite de tres veces el IPREM. En la presente fecha el IRPM asciende a 548,60 €. Por lo tanto 1.645,80 €

       Por cada hijo a cargo se incrementa en 0,1 veces, y si es una familia monoparental ese incremento es de 0,15 veces por hijo.

       También se increment en 0,1 veces el IPREM por cada persona mayor de 65 años miembro de la unidad familiar.

       Si hay alguna persona con discapacidad superior al 33% el límite será de 4 veces el IPREM.

       En caso de que la persona que tenga que pagar la renta sea una persona con parálisis cerebral, enfermedad mental o discapacidad intelectual, con grado de discapacidad igual  superior al 3% p discapacidad física o sensorial  igual o superior al 65% será de 5 veces el IPREM. 

 

2.       Que la renta más gastos y suministros básicos sea superior o igual al 35% de los ingresos netos que perciba la unidad familiar. Gastos y suministros básicos son: electricidad, gas, gasoil para la calefacción, agua, teléfono, gastos de comunidad.

 

Unidad familiar está compuesta por la persona que debe el alquiler, su cónyuge o pareja de hecho inscrita y los hijos, incluyendo los vinculados por una relación de tutela, guarda o acogimiento familiar y su cónyuge o pareja de hecho inscrita, siempre y cuando convivan en la vivienda.

 

No hay vulnerabilidad económica si alguna de las personas que forman la unidad familiar es propietaria o usufructuario de alguna vivienda en España, salvo que esa propiedad o usufructo sea una parte alícuota de otra vivienda recibida mediante herencia, dicha vivienda no esté disponible por causa de separación o divorcio o cualquier causa ajena a su voluntad. 

 

La vulnerabilidad económica se acredita de  la siguiente forma:

 

       En caso de desempleo mediante certificado del INEM donde figure la cantidad mensual que se recibe.

       En caso de cese de actividad de autónomos con el certificado de la Agencia Tributaria sobre la declaración de cese de actividad.

       Libro de familia

       Certificado de empadronamiento.

       Declaración de discapacidad.

       Nota simple del Registro de la Propiedad de todos los miembros de la unidad familiar

       Declaración responsable del arrendatario relativa al cumplimiento de los requisitos exigidos para considerarse sin recursos económicos suficientes.

 

En el caso de que una persona alegue y se aplique la moratoria sin reunir los requisitos, será responsable de los daños y perjuicios que se hayan podido producir. 

 

Programa de ayudas a la financiación: principalmente son préstamos ICO avalados al 100% por el Estado para ayudar a la financiación a arrendatarios en situación de vulnerabilidad.

 

El pasado 11 de abril de 2020 se ha publicado en el BOE una resolución creando un nuevo plan de apoyo al alquiler consistente en los siguientes:

 

       Concesión de ayudas para hacer frente a la devolución de las ayudas de financiación previstas en los apartados anteriores y a ayudar a los arrendatarios que estén en situación de vulnerabilidad económica a pagar su renta. 

       Los beneficiarios serán aquellos que cumplan como mínimo los requisitos descritos anteriormente y además:

Ø  El arrendatario no debe tener relación de parentesco en primer y segundo grado de consanguinidad o de afinidad con el arrendador.

Ø  El arrendatario no debe ser socio del arrendador.

       La competencia de estas ayudas recae en las COMUNIDAD AUTÓNOMAS. 

       El plazo para solicitar esta ayuda es hasta el 30 de septiembre de 2020.

       Habrá que aportar copia del contrato de alquiler en vigor, acreditar el pago de las çultimas tres mensualidades.

       El importe de la ayuda será de un máximo de 900 € y del 100% de la renta. 

       Se podrá conceder por un plazo de hasta 6 meses, pudiéndose ser la primera la del mes de abril.

       Si hubiera tenido acceso al ICO podrá llegar a un importe máximo de 5.400 €.

       La ayuda deberá ser pagada al arrendatario salvo que no haya pagado las rentas en cuyo caso se pagará directamente al arrendador. 

 

 

Vulnerabilidad económica a los efectos de la moratoria hipotecaria y de los créditos

personales.

 

 

Préstamos hipotecarios:

En este caso tendrán que reunir los siguientes requisitos:

 

       Situación de desempleo o en caso de ser empresario sufra una pérdida sustancial de sus ingresos o una caída en su facturas de al menos el 40%

       Ingresos de los miembros de la unidad familiar: mismas condiciones que en caso de los alquileres.

       Cuotas hipotecarias más gasots y suministros básicos sean superiores o igual al 35% de los ingresos netos que reciba el conjunto de la miembros de la unidad familiar.

 

En el caso de los préstamos personales se pueden solicitar también moratorias de pago siempre y cuando se reúnan requisitos asociados al alquiler o a los préstamos hipotecarios.

 

La moratoria hipotecaria se podrá solicitar en el caso de hipotecas de viviendas habituales, locales afectos a la actividad económica o bien viviendas en alquiler que hayan dejado de percibir la renta como consecuencia de la crisis COVID‐19.

 

 

Vivienda:   Desahucios  de  viviendas  en  alquiler    previos    a  l  Estado  de  Alarma:  se  suspenden  los  desahucios  durante el Estado  de alarma  y  posteriormente  durante  un  periodo máximo  de  6  meses  si  se  aportan  justificantes  de  encontrarse  en  situación  de  vulnerabilidad  social  o  económica debido a los efectos del COVID‐19.  Prórroga de contratos de alquiler de vivienda habitual: si el contrato de alquiler se termina en  el  periodo  que  se  comprende entre el  1  de  abril  y  dos meses  después  de  la  finalización  del  estado  de  alarma  el  arrendatario  podrá  solicitar  una  prórroga  del  contrato  por  un  periodo  máximo de 6 meses, aplicándose el contrato en vigor. La solicitud de prórroga extraordinaria  tiene  que  ser aceptada por el arrendador a menos  que lleguen las dos partes a otro  tipo  de  acuerdo.  Moratoria en el pago del alquiler. Va dirigida a personas que se encuentran en situación de  vulnerabilidad económica a causa del COVID 19.   1.‐  Si  el  propietario  de  la  vivienda  es  considerado  gran  tenedor,  es  decir,  tiene más  de  10  inmuebles, el arrendatario puede pedir el aplazamiento temporal en el pago de la renta  en el  plazo de un mes a contar a partir del 1 de abril., es decir,  tendrá que pedirlo antes del 1 de  mayo. Si el arrendador no acepta tendrá que comunicarlo expresamente al arrendatario en un  plazo de 7 días laborables y escoger entre dos opciones:   Reducción  del  50%  de  la  renta  durante  el  estado  de  alarma  y  las  siguientes  mensualidades  si  el  plazo  fuera  insuficiente  en  relación  con  la  situación  de  vulnerabilidad, siendo un máximo de 4 mensualidades.   Una moratoria obligatoria de la  renta que  se aplica  de  forma automática y durará el  periodo de estado de alarma y hasta 4 meses más. En este caso la  renta se aplaza a  partir del siguiente mes, con el fraccionamiento de las retnas durante al menos 3 años  a  partir  del  momento  en  que  se  haya  salido  de  la  situación  de  vulnerabilidad  o  del  trascurso de los 4 meses anteriormente mencionados., y siempre durante la vigencia  del contrato. No hay penalizaciones ni intereses.  Si el arrendatario tiene acceso al programa de ayudas transitorias de financiación se levantará  la moratoria en el pago de la renta de alquiler y el fraccionamiento de las cuotas.  2.‐  Si  el  propietario  no  es  gran  tenedor,  el  arrendatario  que  se  encuentre  en  situación  de  vulnerabilidad  económica  a  causa  de  COVID‐19  podrá  pedir  el  aplazamiento  temporal  de  la  renta. En el plazo de 7 días laborables el arrendador tendrá que comunicar las condiciones de  aplazamiento de la deuda. Si no lo acepta el arrendador, el arrendatario podrá tener acceso al  programa de ayudas transitorias de financiación.  ¿Qué es la situación de vulnerabilidad económica a causa de COVID – 19?  Se tiene que cumplir los siguientes requisitos:  1. Situación  de  desempleo,  ERTE  o  reducción  de  jornada  por  cuidados,  y  si  es  empresario haber sufrido una pérdida sustancial de ingresos, no llegando a alcanzar  el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar, en el mes general las  siguientes cantidades:   Con carácter general el límite de tres veces el IPREM. En la presente fecha  el IRPM asciende a 548,60 €. Por lo tanto 1.645,80 €   Por  cada  hijo  a  cargo  se  incrementa  en  0,1  veces,  y  si  es  una  familia  monoparental ese incremento es de 0,15 veces por hijo.   También se increment en 0,1 veces el IPREM por cada persona mayor de  65 años miembro de la unidad familiar.   Si hay alguna persona con discapacidad superior al 33% el límite será de 4  veces el IPREM.   En caso de que la persona que tenga que pagar la renta sea una persona  con parálisis cerebral, enfermedad mental o discapacidad intelectual, con  grado  de  discapacidad  igual    superior  al  3%  p  discapacidad  física  o  sensorial  igual o superior al 65% será de 5 veces el IPREM.   2. Que  la  renta  más  gastos  y  suministros  básicos  sea  superior  o  igual  al  35%  de  los  ingresos  netos  que  perciba  la  unidad  familiar.  Gastos  y  suministros  básicos  son:  electricidad, gas, gasoil para la calefacción, agua, teléfono, gastos de comunidad.  Unidad  familiar está compuesta por la persona que debe el alquiler, su cónyuge o pareja de  hecho  inscrita  y  los  hijos,  incluyendo  los  vinculados  por  una  relación  de  tutela,  guarda  o  acogimiento familiar y su cónyuge o pareja de hecho inscrita, siempre y cuando convivan en la  vivienda.  No hay vulnerabilidad económica  si alguna de las personas que  forman la unidad  familiar es  propietaria o usufructuario de alguna vivienda en España, salvo que esa propiedad o usufructo  sea  una  parte  alícuota  de  otra  vivienda  recibida  mediante  herencia,  dicha  vivienda  no  esté  disponible por causa de separación o divorcio o cualquier causa ajena a su voluntad.   La vulnerabilidad económica se acredita de  la siguiente forma:  En  caso  de  desempleo  mediante  certificado  del  INEM  donde  figure  la  cantidad  mensual que se recibe.   En caso de cese de actividad de autónomos con el certificado de la Agencia Tributaria  sobre la declaración de cese de actividad.   Libro de familia   Certificado de empadronamiento.   Declaración de discapacidad.   Nota simple del Registro de la Propiedad de todos los miembros de la unidad familiar   Declaración  responsable  del  arrendatario  relativa  al  cumplimiento  de  los  requisitos  exigidos para considerarse sin recursos económicos suficientes. En el caso de que una persona alegue y se aplique la moratoria sin reunir los requisitos, será  responsable de los daños y perjuicios que se hayan podido producir.   Programa  de  ayudas  a  la  financiación:  principalmente  son  préstamos  ICO  avalados  al  100%  por el Estado para ayudar a la financiación a arrendatarios en situación de vulnerabilidad.  El pasado 11 de abril de 2020 se ha publicado en el BOE una resolución creando un nuevo plan  de apoyo al alquiler consistente en los siguientes:   Concesión de ayudas para hacer  frente a la devolución de las ayudas de  financiación  previstas  en  los  apartados  anteriores  y  a  ayudar  a  los  arrendatarios  que  estén  en  situación de vulnerabilidad económica a pagar su renta.    Los  beneficiarios  serán  aquellos  que  cumplan  como  mínimo  los  requisitos  descritos  anteriormente y además:   El  arrendatario  no  debe  tener  relación  de  parentesco  en  primer  y  segundo  grado de consanguinidad o de afinidad con el arrendador.   El arrendatario no debe ser socio del arrendador.   La competencia de estas ayudas recae en las COMUNIDAD AUTÓNOMAS.    El plazo para solicitar esta ayuda es hasta el 30 de septiembre de 2020.   Habrá  que  aportar  copia  del  contrato  de  alquiler  en  vigor,  acreditar  el  pago  de  las  çultimas tres mensualidades.   El importe de la ayuda será de un máximo de 900 € y del 100% de la renta.    Se  podrá  conceder  por  un  plazo  de  hasta  6 meses,  pudiéndose  ser  la  primera  la  del  mes de abril.   Si hubiera tenido acceso al ICO podrá llegar a un importe máximo de 5.400 €.   La ayuda  deberá  ser  pagada al arrendatario  salvo  que  no  haya  pagado  las  rentas en  cuyo caso se pagará directamente al arrendador.   Vulnerabilidad  económica  a  los  efectos  de  la  moratoria  hipotecaria  y  de  los  créditos  personales.  Préstamos hipotecarios:  En este caso tendrán que reunir los siguientes requisitos:   Situación de desempleo o en caso de ser empresario sufra una pérdida sustancial de  sus ingresos o una caída en su facturas de al menos el 40%   Ingresos de los miembros de la unidad familiar: mismas condiciones que en caso de los  alquileres.   Cuotas hipotecarias más gasots y suministros básicos sean superiores o igual al 35% de  los ingresos netos que reciba el conjunto de la miembros de la unidad familiar.  En  el  caso  de  los  préstamos  personales  se  pueden  solicitar  también  moratorias  de  pago  siempre y cuando se reúnan requisitos asociados al alquiler o a los préstamos hipotecarios.  La  moratoria  hipotecaria  se  podrá  solicitar  en  el  caso  de  hipotecas  de  viviendas  habituales,  locales  afectos  a  la  actividad  económica  o  bien  viviendas  en  alquiler  que  hayan  dejado  de  percibir la renta como consecuencia de la crisis COVID‐19. 

(c) 2019 Hidalgo Olmos Asesores S.L
 Gonzalo de Córdoba nº 11
28010 MADRID
Tlf: 91 549 55 64
 Fax: 91 549 89 72
www.hoasesor.com
info@hoasesor.com